Spread the love

Por su clima, recursos, cultura y paisajes, México se ha convertido en un país altamente atractivo no solo para el turismo sino también para la inversión extranjera.

De acuerdo con el reporte de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), México entró al top 10 de países que recibieron mayor Inversión Extranjera Directa (IED) durante 2020, ocupando el noveno lugar, lo que representa una mejoría respecto al decimocuarto lugar que se obtuvo en el 2019. 

Además, el sector inmobiliario en México es uno de los que representa mayor crecimiento en la actualidad, a pesar de haber pasado por un 2020 lleno de cambios por la contingencia sanitaria por COVID-19. Su recuperación ha sido exponencial ya que la demanda de vivienda no se detuvo, al ser un producto de primera necesidad. 

De esta forma, si eres extranjero y te interesa invertir en México, te invitamos a seguir leyendo. 

ESTATUTOS LEGALES

Según el artículo 27 de la Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos,  en su fracción primera: “sólo los mexicanos por nacimiento o por naturalización y las sociedades mexicanas tienen derecho para adquirir el dominio de las tierras”.

Sin embargo, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) declara que la adquisición de inmuebles dentro del territorio mexicano no es exclusivo de los mexicanos, siempre y cuando sea bajo un convenio con el Gobierno Federal.

Este convenio, también conocido como Cláusula Calvo, establece que en la adquisición de bienes raíces los extranjeros deben considerarse como nacionales respecto a dichos bienes, lo que significa que renuncian a la protección de sus gobiernos ante cualquier controversia con el inmueble.

Dentro de este convenio, se consideran dos excepciones:

  1. Parcelas o terrenos ejidales.
  2. Inmuebles ubicados en zona restringida, es decir a 100 km de las fronteras terrestres y a 50 km de las playas.

De adquirir un inmueble en la zona restringida se requiere de un permiso especial que debe ser solicitado personalmente a la Secretaría de Relaciones Exteriores en la Dirección General de Asuntos Jurídicos en México.