Invertir en inmuebles es una de las mejores opciones para aumentar tus ingresos y, si apenas empiezas con el tema de las inversiones inmobiliarias, te aconsejamos que consideres primero informarte sobre el tema, aprende cómo funciona el sector privado de alquiler, estudia el mercado, la zona donde quisieras comprar, entre otras cosas.

Recuerda que este lugar no es un espacio para tomarlo como hogar familiar, es una inversión, por lo tanto debes dejar de lado tus preferencias personales y pensar en todo lo que has estudiado acerca de inversiones para que tu compra garantice tus ingresos a futuro.

Una vez que hayas considerado todo esto, ahora solo te queda la pregunta: ¿es mejor invertir en una casa o en un departamento? Ambas son muy buenas opciones, pero aquí te mostramos las razones por las cuales invertir en un departamento es la alternativa más viable.

Es una inversión segura para tu futuro

El valor del dinero puede fluctuar pero el de las propiedades siempre va a la alza, por lo que llegado el momento oportuno puedes arrendar o vender sin problema.

Además, una vez que has adquirido el crédito para comprar un inmueble puedes arrendarlo de inmediato e ir pagando las cuotas de este negocio, obteniendo a la vez beneficios propios. Recuerda que el costo de adquisición de una casa siempre es mucho mayor que el de un departamento.

La seguridad que te otorga tener una propiedad para inversión se reflejará en tu seguridad, tanto financiera como emocional. Esto también te permitirá pensar en tu futuro, ya que resulta una opción perfecta para complementar tu pensión por jubilación.

Menores costos, mayores ingresos

Un departamento suele tener menores costos de mantenimiento, reparación, además de los pagos por servicios básicos como agua, luz, gas, entre otros, pero cuando inviertes un una propiedad, tu eres tu propio jefe, tu decides a quién arrendarle, cómo mantener la vivienda y que cuota cobrar por el alquiler.

De esta forma, una vez pagado el total de la hipoteca por el inmueble puedes disfrutar de los ingresos extras que serán mayores, reinvirtiéndolos o utilizándolos para pagar una deuda, un auto o cualquier cosa que quieras.

Mercado

Las casas suelen ser muy útiles para grupos familiares grandes, pero en el caso de los departamentos, estos son buscados usualmente por parejas recién casadas, solteros o jóvenes estudiantes, ya que actualmente las personas buscan formar familias cada vez más pequeñas, sin hijos o quizá con uno, por lo que requieren espacios más reducidos y más económicos que una casa.

Además, los departamentos suelen ser buscados por las ventajas que ofrece su ubicación, que les permita tener acceso fácil a ciertos lugares, como avenidas principales, tiendas, supermercados, cines, etc.

Considerar la ubicación del inmueble es parte crucial para comunicar la puesta en renta de tu departamento, te ayudará a determinar el monto que deseas adquirir mensualmente como renta.

Seguridad

Normalmente en las torres departamentales cuentan con un sistema de seguridad que incluye cámaras y casetas de guardias, además de que aplican ciertas normas de convivencia que te garantizará que tu propiedad estará segura aunque te encuentres fuera de la ciudad o simplemente en tu casa relajándote.

Algunas veces en estos lugares no se permiten niños o tener mascotas o fumar, por ejemplo, lo que resulta muy beneficioso para el cuidado de tu propiedad.

Amenidades

Las torres de departamentos suelen tener amenidades de las que tus arrendadores pueden disfrutar, como albercas, parques, terrazas e incluso gimnasios. Su mantenimiento suele dividirse entre el total de los residentes del lugar.

Al momento de ofrecer tu departamento en renta, no dudes que mencionar estas ventajas será un gran atractivo para tus posibles inquilinos. Además de que puedes utilizar estas amenidades como justificación para la cuota de renta que pedirás por el inmueble.

Practicidad

Un departamento suele ser mucho más práctico en todos los sentidos por su menor espacio en comparación con una casa; vivir en uno suele compararse con vivir en un hotel pues no existe la preocupación por cuidar del jardín, es más fácil de limpiar y en muchas ocasiones el mantenimiento y los servicios que requiera ya vienen incluidos en la compra.

Evita problemas

Si las razones aquí descritas ya te han convencido de que la inversión en un departamento en tu mejor opción, asegúrate de considerar estos consejos para evitarte problemas y que tu inversión sea siempre segura y estable:

  • Siempre mantente informado de todo lo que pasa con tu inmueble y la zona en donde se ubica.
  • Nunca está por demás conseguir asesoría legal, te ayudará a entender mejor tu inversión, además de que puede proporcionarte asistencia al redactar el contrato de arrendamiento.
  • El contrato es muy importante al momento de rentar una propiedad, cerciórate de que contenga todos los puntos que tu consideras importantes al momento de dejar en manos de otra persona tu departamento y que tu arrendatario esté de acuerdo con ellos. 
  • Elige bien a tus arrendatarios, asegúrate de que puedes confiar en ellos para el cuidado óptimo de tu propiedad.
  • Lleva a cabo inspecciones con regularidad de tu propiedad para cerciorarte de que tus arrendatarios están haciendo uso oportuno y prudente del inmueble.

La toma de decisión acerca de la inversión en inmuebles es un paso importante, por eso es necesario que antes de todo te informes bien de todas tus opciones y ya verás como resulta una experiencia de plusvalía para tu futuro.