Al hablar de la oferta de viviendas y venta de propiedades, muchas son las personas que comentan, cuestionan e incluso se quejan un poco de que la gran mayoría de opciones actuales en la ciudad son con vivienda vertical (edificios).

Algunos mencionan que no quieren vivir o invertir en los mismos, y que esperarán a que salgan casas a la venta.

Una de las preguntas que viene asociada a este tema es la de por qué de tanto edificio en la ciudad.

Hoy vamos a tratar de explicar brevemente por qué, y, si vemos que esto vaya a cambiar.

¿Por qué vemos tanto edificio construyéndose actualmente?

Es importante dejar en claro que no es un tema de moda o de capricho de los desarrolladores. Atiende más a una necesidad real de las personas, donde el principal punto a considerar al tomar la decisión de compra de un bien inmueble es la ubicación.

Con el crecimiento de la ciudad, la poca reserva territorial y las delimitantes geográficas que tiene Tijuana, así como la alta demanda que existe en la cual todos buscan estar lo mejor ubicados; los altos costos de la tierra; entre otras cosas, han hecho a la densificación la mejor solución. Es decir, sacar el mayor provecho posible a la tierra mejor ubicada. Esto se logra con vivienda vertical.

Si queremos comprar, ¿compramos o esperamos a que existan casas disponibles?

Dentro de la oferta de vivienda en Tijuana se encontrará la vivienda horizontal (casas normales) no dentro de la mancha urbana o dentro de la zona dorada.

Si existen, seguramente serán pequeños proyectos de muy pocas casas y todas en dirigidos a segmentos altos.  

La realidad es que, si queremos invertir, también debemos hacernos a la idea de que tendremos que aprender a vivir en vertical.

¿Es bueno que las ciudades se llenen de edificios?

Aunque muchos están en contra, la vivienda vertical es la solución de muchas ciudades grandes y en crecimiento. Ayuda, como ya comentamos, a densificar. Hace que más personas vivan cerca de los principales lugares de trabajo, escuelas, y en general, de lo que necesitan para vivir.

Si la gente vive más cerca del entorno de sus actividades, necesita transportarse menos y, por tanto, contribuye a la disminución del tráfico, el desgaste de la infraestructura de ciudad, etc.

Sin contar que de esta manera también se ayuda a que, en lugar de crecer la infraestructura hacia puntos de la ciudad cada vez más lejanos, se invierta en mejorar la infraestructura existente.

¿Entonces el tema de los edificios no se debe a una moda y será algo que va a continuar?

No y sí. Es un plano en el cual Tijuana ya es una ciudad diferente, habitan más de 1.8 millones de habitantes, con proyecciones de crecimiento a 2.5 en los próximos 10 años.

Se necesita pensar dónde vamos a vivir todos, y definitivamente la vivienda vertical será la forma en como lo haremos muchos en muy poco tiempo.